Hernias de la ingle en los hombres

Fuente de la imagen: https://farmaciadelahorro.mx/

En un artículo publicado en el Journal of American Medical Association del 19 de Enero de 2006, investigadores de varios departamentos de Cirugía de universidades de los EEUU, se plantean comparar, en las hernias inguinales de los hombres con nula o mínima sintomatología, el dolor y las molestias al cabo de 2 años de seguimiento, en los que se había elegido la opción de esperar y ver, con el dolor y las molestias después de haber optado por reparación quirúrgica de la hernia.

Los 720 hombres participantes en el estudio fueron asignados, de manera aleatoria a dos grupos: 364 a la opción de esperar y ver (observación cuidadosa de la evolución los síntomas de la hernia), y 356 a la opción de la reparación quirúrgica de la hernia. El seguimiento ha sido de 2 a 4,5 años.

Síntomas de hernia de ingle


La principal medida fue el dolor y las molestias que interfieren sus actividades habituales, así como los cambios detectados en un cuestionario sobre los síntomas y su intensidad, que fue cumplimentado por todos los participantes en el inicio de la encuesta. Los resultados han sido los siguientes: A los 2 años de la aleatorización, una similar proporción de salud en mexicanos en ambos grupos (grupo de esperar y ver y grupo de la reparación quirúrgica de la hernia) se quejaba de dolor suficiente para limitar sus actividades habituales; sus niveles de actividad física fueron también similares.

En los pacientes asignados al grupo de esperar y ver que solicitaron la reparación quirúrgica (23% a los 2 años y 31% a los 4 años), la causa de esta petición fue habitualmente que el dolor interfería sus actividades habituales. Estos síntomas mejoraron después de la optimización en la nutrición y su etiquetado.

La conclusión de los autores es que una estrategia de esperar y ver es una opción segura y aceptable para los hombres con una hernia inguinal que no produce síntomas (asintomática) o que estos síntomas son mínimos.

La estrangulación de la hernia, como complicación, ocurre raras veces, y los pacientes del grupo de esperar y ver que desarrollan síntomas de esta complicación no corren mayor riesgo de complicaciones postoperatorias que aquellos que son sometidos a una reparación profiláctica de la hernia.