Nuevos hábitos para un mejor descanso en verano


El verano es la época con temperaturas más altas, lo que eleva temperatura ambiental generando grandes afecciones en el cuerpo humano. Estudios oficiales han dado a conocer que cuando el cuerpo humano es sometido a temperaturas altas, la calidad del sueño disminuye debido a que la melatonina que la es la hormona encargada del sueño bajos sus niveles; esto trae consigo, cansancio y somnolencia (incluida en el listado de diez enfermedades más comunes en méxico); durante todo el día, y un bajo rendimiento en las actividades diarias.

Niveles de irritabilidad


Este proceso puede generar un insomnio recurrente, elevando los niveles de irritabilidad de la persona, la concentración es precaria, en casos graves la somnolencia ha causado accidentes de tráfico con saldos lamentables, es allí donde radica la importancia de prevenir un insomnio de verano.

Tomando en consideración lo antes expuesto, es importante asumir algunos hábitos que mejoraran la calidad del sueño; la ventilación presente en el hogar es fundamental, el dormitorio debe ser para empezar de nuestro agrado, correctamente ventilado, ya sea por aire acondicionado, grandes ventanales para permitir corrientes de aire natural o el uso de un ventilador, dependerá de cada persona, una temperatura que nos permita conciliar el sueño según expertos son los 30 grados centígrados, debes cuidar de que las corrientes de aire lleguen directamente al rostro, ya que se podrían aparecer cuadros de alergias y estornudos me no permitirán dormir el tiempo necesario.

Forma de vestir en verano


La forma de vestir o la ropa que usamos al dormir también es importante, debe ser un tejido suave que no provoque calor ya que esto nos fatiga y no logramos descansar, en este sentido la alimentación también es un importante aspecto a tomar en consideración, durante la cena debemos evitar comidas pesadas, tratar de consumir alimentos ligeros en grasas y carbohidratos, consumir frutas es una opción saludable, mantenerse hidratado también es importante, es por ello que se aconseja tomar duchas refrescantes antes de acostarse a dormir, esto nos relaja el cuerpo, una vez ya en la cama debemos tener cuidado de no usar abundantes juegos de lencería, sabanas, o almohadas solo usar lo necesario y lo que nos brinde sensación de comodidad.

Durante el sueño debemos cuidar la postura al momento de dormir, ya que cuando el cuerpo descansa por largas horas en posiciones incorrectas, se pueden presentar afecciones en el área del cuello y columna, cada persona tiene una forma particular de conciliar el sueño estas indicaciones te ayudaran a no padecer de insomnio durante la época más caliente del año, evitándose cuadros graves de estrés y cambios de humor frecuentes, dormir las horas que el cuerpo necesita te permite elevar los niveles de relajación permitiendo desarrollar con optima energía las actividades del día a día, obteniendo grandes satisfacciones en el área laboral o familiar.